Economía

Coparticipación creció 200% desde 2006.

El promedio mensual de lo que el Gobierno provincial envía a municipios y comunas ya equivale a lo mismo que se distribuía en un trimestre cinco años atrás.

Al ritmo del aumento de los ingresos impositivos, la coparticipación provincial a municipios y comunas volvió a crecer en febrero, y si bien la evolución interanual estuvo por debajo de lo ocurrido en enero, igual marca un salto que gana relevancia en un año político.

Los intendentes y jefes comunales recibieron el mes pasado casi 42 millones más que hace un año atrás, lo que significa un alza de 30,9 por ciento. Pero lo más impactante es que los 176,6 millones de pesos distribuidos el último mes por la Provincia equivalen a un trimestre completo de 2006.

En efecto, la coparticipación se multiplicó por tres en cinco años. De acuerdo con la Cuenta de Inversión de 2006, en el primer trimestre de ese año, la Provincia repartió 176.702.492 pesos entre los municipios y comunas. Entre enero y febrero, en tanto, envió 354,7 millones, por lo que el promedio mensual fue de 177,4 millones de pesos.

Por lo tanto, la proyección es repartir alrededor de 532,1 millones de pesos en el primer trimestre, monto que equivale al promedio mensual de la recaudación propia en lo que va del presente año.


Impacto.

Si bien el crecimiento de los giros es consecuencia inmediata del incremento que viene experimentando la recaudación provincial, su impacto se agiganta en un año marcado a fuego por el calendario electoral y la apetencia de recursos, en especial para intendentes y jefes comunales que pretenden repetir mandato.

Además, así como le ocurre a la Provincia respecto a la relación fiscal con la Nación, los municipios están gozando, hasta fin de año, del “período de gracia” por la refinanciación de deudas, medida que incluyó los compromisos de los pactos fiscales I, II y III; la pesificación de la deuda en dólares con condonación de intereses; Lecop, Bogar y Profingas; y una quita de 15 por ciento sobre el total y un período de gracia.

Según calculó el ministro de Finanzas, Ángel Elettore, en mayo del año pasado, el plan le costará a la Provincia alrededor de 161,4 millones de pesos. Ese es el monto que resignará por la quita del 15 por ciento y la eliminación del cobro de intereses por compromisos en dólares.


En paralelo.

Los ingresos impositivos de enero y febrero pasados dejaron 2.625 millones de pesos en las arcas provinciales. Por recursos propios entraron 1.092 millones, es decir, 235 por ciento más que en el primer bimestre de 2006, cuando se recaudaron 325,8 millones de pesos.

La coparticipación copió el mismo patrón y trepó 201,2 por ciento en los mismos períodos comparados. Ya el año había comenzado con fuerza: en enero, el reparto creció 47,2 por ciento. Febrero desaceleró, pero el acumulado del bimestre dejó 354,7 millones de pesos, es decir, 38,9 por ciento más que en enero y febrero de 2010.

Pero, además, el dato permite apreciar que el incremento interanual viene recargado. Entre 2010 y 2009, la suba del primer bimestre del año había sido de 27,2 por ciento. Es decir, hay una diferencia de 11,7 puntos porcentuales. La suma de los giros quincenales de febrero revelan un reparto de 170,2 millones de pesos entre municipios y 6,3 millones para comunas.
Fuente: La Voz del Interior.

Comments