Municipios y comunas

Los Municipios y la normativa de entrega de bolsas biodegradables.

El martes 22 de febrero entra en vigencia la Ley Provincial. En el interior se adelantaron y hay más de treinta localidades que ya tienen esta disposición. ¿Qué resultados obtienen? ¿Hay acatamiento a la norma local?

Algunos Municipios prohibieron todo tipo de bolsas en base a polietileno, generalmente tras un tiempo en el que se permitía la entrega de una o dos por cliente. En otros, las ordenanzas admiten la utilización de las bolsas denominadas oxibiodegradables, que en realidad siguen teniendo material plástico, aunque se despedacen más rápidamente.

Villa María, Río Tercero y Villa General Belgrano, por ejemplo, registran alto acatamiento. En Carlos Paz y San Francisco, por citar otros casos, el cumplimiento es escaso.

En Villa María el control se acentuó este año y ya no se permite ningún tipo de bolsa plástica. Supermercados, almacenes y otros comercios la cumplen.

En Río Tercero las limitaciones van por etapas: empezaron por tres bolsas por cliente, ahora es sólo una y desde julio no se podrá entregar ninguna.

En Mina Clavero, desde enero de este año, se prohíbe el uso de bolsas de polietileno y se entregan bio-oxidegradables en los Supermercados. También hay lugares donde se pueden adquirir este tipo de bolsas para la clasificación y separación de los residuos en los domicilios, según lo establece el Sistema de Recolección Diferenciada.

En Villa Carlos Paz la norma aprobada el año pasado parece letra muerta: en casi ningún supermercado se perciben limitaciones y menos aún en otros negocios.
San Francisco sancionó una ordenanza que admitía las oxibiodegradables, pero el cumplimiento es muy bajo.

Las diferencias se explican, fundamentalmente, por la existencia o no de controles. En las ciudades donde se aplica con mayor efectividad, se asegura que la cantidad de bolsas en basurales o dispersas en calles se redujo notoriamente.

Pero hay dilema abierto: con qué reemplazan los vecinos esas bolsas para retirar su basura domiciliaria. Muchos terminan comprando bolsas, también plásticas.
Fuente: La Voz del Interior.

Comments