Municipios y comunas

Sin ayuda, las provincias tendrían “rojo” en 2012.

Un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), analiza las consecuencias del fin del período de gracia para los servicios de deuda con la Nación. Córdoba se cubre con más endeudamiento.

El informe, elaborado por Nadín Argañaraz, Ariel Barraud y María Pierrepont, señala que sin ayuda de la Nación las provincias volverían al rojo en 2012. Es que ese año finaliza el período de gracia para los servicios de la deuda con la Nación, un tema que las administraciones provinciales no pueden desatender.

En este marco, es fácil entender por qué muchas provincias se encuentran actualmente activas en búsqueda de alguna forma de financiamiento extra para sus gastos: más endeudamiento o mayores impuestos. En el caso de Córdoba hace pocas semanas el Ejecutivo reclamó una nueva autorización para endeudarse a la Unicameral.

El informe señala que, luego de tres años de cierres deficitarios, el 2010 finalizó con un resultado fiscal positivo para el consolidado de provincias argentinas, cercano a los 5.500 millones de pesos para lo que fue clave la ayuda nacional a través de la distribución de 9.808 millones de pesos a través del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas, sin el cual las jurisdicciones hubieran finalizado con un rojo del orden de los 4.300 millones de pesos.

“Si el crecimiento del gasto provincial en 2011 superara el 30 por ciento, el resultado fiscal volvería a ser negativo”, indica el reporte. Así por ejemplo, si el gasto primario creciera un 35 por ciento respecto del año pasado, el conjunto de administraciones provinciales cerraría con un déficit aproximado de 13.400 millones de pesos.

En base a los datos de lo que va de este año, resulta altamente probable que los ingresos totales del consolidado de las provincias crezcan el 31 por ciento respecto a 2010. Así, el año puede terminar con un superávit fiscal similar al resultado efectivo de 2010 (incluido el ingreso único por ATN), si el gasto primario creciera 27 por ciento.

Si las erogaciones aumentaran por encima de esa tasa, es probable que el resultado fiscal vuelva a ser negativo. Si crece 35 por ciento respecto del año pasado, el rojo global será de 13.400 millones de pesos.

Un escenario intermedio de crecimiento de gasto primario (33 por ciento), llevaría a las administraciones provinciales a finalizar el año con un déficit de 0,51 por ciento del PIB (cifra que igualaría el resultado fiscal de años como 2002 o 2008).


Córdoba

En el caso de Córdoba, el Gobierno oficializó su decisión de emitir deuda de corto plazo para cubrir necesidades de caja para este año y el que viene.

A través de un decreto, el gobernador Juan Schiaretti autorizó hace unas semanas la emisión de Letes por 500 millones de pesos para este año y 830 millones para 2012 (falta el aval de la Unicameral que deberá darlo con el presupuesto).

La deuda de este año está en el mercado de los 280 millones de dólares que ya tienen la autorización legislativa.
Así el financiamiento total autorizado y por autorizarse para este año y el próximo alcanza 675 millones de dólares.
La Mañana de Córdoba.

Comments