Municipios y comunas

Ya son 13 las localidades que prohibieron fumigaciones.

Se realizó en Oliva el 21º Encuentro de Pueblos Fumigados de Córdoba, donde se expuso la realidad de las poblaciones alcanzadas por este flagelo que provoca gravísimas alteraciones en la salud de miles de personas.

Durante el encuentro se relevó, además, un total de 13 localidades que ya prohibieron las fumigaciones en la zonas pobladas.

Se trata de San Francisco, Jesús María, Colonia Caroya, Oncativo, Ituzaingó Anexo en Córdoba Capital, Estación Juárez Celman, Anisacate, Villa General Belgrano, Parque Los Reartes, Las Calles, San Marcos Sierras, Huinca Renancó y Oliva.

Entre otras decisiones durante el encuentro, se dispuso la creación de un mapa de la provincia en el que se graficará el estado de las luchas de cada pueblo respecto a la problemática de la fumigación.

El ingeniero químico Marcos Tomassoni, integrante del movimiento “Paren de Fumigar”, recordó que las zonas más afectadas son “las de la Pampa Húmeda donde la población padece terribles problemas de salud por este tema”.

Un tema central del encuentro radicó en el juicio que ese movimiento realizará en junio sobre barrio Ituzaingó Anexo, en el cual serán juzgados un productor y el fumigador. El caso sentará jurisprudencia ya que será el primero en Latinoamérica que se lleva al banquillo por un caso de contaminación a las personas directamente relacionadas con el caso.

Cada vez nacen más bebés con malformaciones.

Medardo Ávila Vázquez, de la organización Médicos de Pueblos Fumigados, participó del encuentro y explicó que se expuso el informe de la genetista Gladys Trombotto, quien realizó un registro desde el año 1972 de niños con malformaciones que nacieron en la Maternidad Nacional de Córdoba.

El mismo indica que se triplicaron los casos de malformación en bebés nacidos en Córdoba. La provincia hasta hace 15 años contaba con una tasa normal de dos niños cada 100 nacen con malformaciones.

Desde 1996 este índice comenzó a aumentar hasta alcanzar a cinco de cada 100.

No se encontró otra causa genética que explicara este fenómeno (como diabetes, consumo de alcohol, cigarrillo o drogas durante el embarazo).

“Ninguna de las causas estaba aumentada en este grupo de niños, es un análisis sobre 110.000 nacimientos”, añadió Ávila Vázquez.

La media hace 15 años atrás era de 1.5 o 2 por ciento, valor que se ha triplicado en algunos casos.

Europa por ejemplo, donde se prohibió el uso de agrotóxicos, mantiene todavía los niveles normales de un 2% , mientras en Córdoba este valor es del 5% en la población en general pero en las zonas fumigadas este índice asciende hasta un 8 o 9 %.
La Mañana de Córdoba (síntesis)

Comments