Ente

La lista encabezada por Mario Negri, ganó la interna para diputados nacionales.

Su boleta era una de las seis que competían por la candidatura a Diputados de la UCR en octubre. Con el 40 por ciento logrado la lista entra completa, sin candidatos de las otras fuerzas.

El radicalismo cordobés vivió las elecciones primarias como una interna en la cual se definió quiénes son los candidatos que el partido tendrá para la Cámara de Diputados en las elecciones generales de octubre.

El Movimiento de Renovación Nacional (Morena), encabezado por Mario Negri, ligado directamente a Alfonsín, lideraba la elección con 40,15 por ciento, cuando ya se escrutaron cerca del 30 por ciento de las mesas.

Al ser la única fuerza que supera el 25 por ciento de los votos, por el momento se queda con todas las candidaturas a diputados de la UCR.

En segundo lugar está Intransigencia, liderada con Miguel Abella, ex intendente de Río Cuarto, con 19,77 por ciento; le sigue Fuerza Renovadora-Confluencia, con Miguel Nicolás con el 16,64 en tercer lugar.

Por último, Espacio Abierto, encabezada por el concejal capitalino Mario Rey, con 8,98 por ciento, con Luis Cacciagiú como primer candidato, seguido por Silvia Godoy y Miguel Iriarte, con el 5,75 por ciento.

La distribución de las candidaturas se determinará por el sistema proporcional D`Hont , según establece la Carta Orgánica de la UCR.


Cómo se reparte.


Para entrar en el reparto de las candidaturas a diputados cada lista debe lograr por lo menos el 25 por cierto de los votos obtenidos por el radicalismo en su conjunto. Con menos de ese porcentaje, se queda afuera de la distribución.

Si una sola lista supera el 25 por ciento de votos (siempre, dentro de los que obtenga el radicalismo) se queda con todas las candidaturas a diputados.

Si dos o más listas superan ese piso, las postulaciones se reparten entre ellas, por el sistema D’Hont. Por ejemplo: si una lista logra el 35 por ciento de los votos de la UCR, otra suma el 28 por ciento y una tercera el 26, las tres entran al reparto, porque superan el 25 por ciento.

Y como el sistema es proporcional, se van distribuyendo las candidaturas en función de los votos de cada una. Las otras listas, que en este ejemplo no llegan al 25 por ciento, quedan afuera.
La Voz del Interior

Comments