Municipios y comunas

No habrá nuevos Municipios ni Comunas.

Por la política fijada por el Gobierno provincial y varios fallos judiciales, es difícil que aparezcan nuevas localidades. La estrategia es ampliar los radios municipales para evitar las zonas grises. Localidades que pidieron ser reconocidas y no lo obtuvieron.

Hace 18 años que en Córdoba no nace una nueva comuna. La última fue Colonia Las Pichanas, en el departamento San Justo, en 1992. Por la política fijada por el Gobierno provincial y varios fallos judiciales recientes es difícil que aparezcan nuevas localidades. Además la mayoría de los partidos políticos apoyan la ampliación de los radios municipales. Sólo un drástico cambio en el criterio del político provincial podría generar un caso excepcional.
Córdoba tiene el mayor número de gobiernos locales del país, que representan el 20 por ciento del total. En toda Argentina hay poco más de dos mil administraciones locales. Córdoba tiene 427. Hoy, 267 de ellas son municipios (más de dos mil habitantes) y 160, comunas (menos de dos mil vecinos).

Pero quedan afuera de ese mapa muchos parajes en “zonas grises”. Algunas de ellas bregaron en la última década, sin éxito, por ser reconocidas por la Provincia como nuevas comunas. Para eso hace falta una ley que lo determine.

En las últimas semanas fue noticia que vecinos de barrio El Libertador, de Córdoba Capital, plantearon su inquietud de escindirse del municipio. Constitucionalistas debaten si acaso sería legal reconocer nuevos municipios que surjan de jurisdicciones ya existentes.

Pero en el interior hay casos diferentes: parajes que, al no ser parte de comunas o municipios existentes, pretendieron constituirse como nuevos. Sin aval de la Provincia, ninguno lo logró.

Algunos hasta recurrieron a la vía judicial. Entre los casos recientes más conocidos aparecen los de Las Chacras Norte (en Traslasierra), Santa Mónica (Calamuchita) y Cabana (departamento Colón).

El Gobierno provincial, al menos en la última década, fijó como criterio que no haya nuevas administraciones locales. En cambio, promovió la ampliación de radios (jurisdicciones) de las existentes, para que no quede paraje sin ser absorbido. Ese proceso está aún en marcha. Hace tres años, había menos de 20 municipios con sus límites fijados por ley. Hoy son casi 300 y restan definirlos en unos cien. La estrategia es fijar los límites de cada localidad con otra, ampliando todas las jurisdicciones al máximo para que no queden “zonas grises”. Una vez terminado ese proceso, ya no habría chances legales de reclamar nuevas comunas.


Quieren, no pueden.

Santa Mónica.

Pegada a Santa Rosa de Calamuchita, pero sin pertenecer a ésta, durante dos décadas sus vecinos gestionaron para ser una comuna independiente. Se prestaron siempre los servicios de recolección de basura y alumbrado mediante su propia cooperativa. Cuando la ciudad de Santa Rosa dictó una ordenanza para absorberla como barrio, recurrieron a la Justicia. Pero el fallo les fue adverso. Resolvieron finalmente acatarlo. Desde el año pasado, ya son parte de Santa Rosa, aunque acordaron algún criterio de descentralización especial.

San Miguel de los Ríos.

También en Calamuchita, vecinos de este paraje cercano a Villa Yacanto quisieron ser comuna. Pero junto a El Durazno, por ley reciente fueron anexados al radio ampliado de Villa Yacanto. La movida quedó trunca, pero hay vecinos que insisten por la autonomía.

Cabana.
Habitado por 1.200 personas y pegado a Unquillo, en 2005 un grupo de vecinos formó una junta para que se los reconozca como comuna. No eran parte del ejido municipal de Unquillo ni recibían sus servicios. En 2009, tras polémicas, movilizaciones y reclamos judiciales, se constituyó una mesa de diálogo con Provincia y municipio de Unquillo. Aunque no está cerrado, el clima de escisión se fue apagando y aparece como casi un hecho que Unquillo lo absorba como un barrio, con algún criterio especial.

Las Chacras Norte.
Es el único caso que sigue abierto en la Justicia. Desde 1996, vecinos de este paraje contiguo a Villa de las Rosas, en Traslasierra, reclaman ser una comuna. En 2003 formaron una asociación civil y en 2008 estuvieron a punto de lograr el reconocimiento provincial. Pero Villa de las Rosas se opuso argumentando que era uno de sus barrios. El caso fue a la Justicia y hubo dos fallos a favor del municipio mayor. La comisión vecinal apeló al Tribunal Superior de Justicia, que debe pronunciarse.


Fuente: La Voz del Interior

Comments